Khao Sok: experiencia inmersiva en la selva tailandesa

Tailandia es un país que atrae a todo tipo de viajero por su riqueza cultural, gastronómica, religiosa, natural, y por mucho más. 

Nuestro viaje duró 3 semanas, pero sin dudas nos habríamos quedado meses. Pudimos recorrer el norte, centro y sur del país, encontrándonos con una gran diversidad de paisajes y aventuras.

Me voy a detener en uno de mis lugares favoritos: el Parque Nacional Khao Sok, integrado por una inmensa y maravillosa selva y el Lago Cheow Lan, con sus particulares “acantilados de piedra” que salen desde bajo del agua y se elevan por sobre la superficie. Es uno de los más populares y accesibles del país y cuenta con una gran diversidad de flora y fauna.

¿Cómo llegar?

Se encuentra en la localidad de Surat Thani, nosotros fuimos desde Kravi contratando una combi que te lleva hasta allá. Se necesitan mínimo 3 días para conocerlo ya que por un lado visitaras la Selva y por el otro el Lago.

¿Dónde dormir?

Nos hospedamos en el hotel Khao Sok Riverside Cottage, un increíble hospedaje en el medio de la selva a precio accesible donde vas a conectar al 100% con la naturaleza, ya que en el predio andan libremente Monos, Murcielagos, Lagartijas, entre otras especies. Está un poco alejado del centro, pero ahí mismo puedes contratar transporte y excursiones.

¿Cómo visitar la Selva?

Hay que pagar entrada para ingresar. La entrada principal se encuentra aproximadamente a 400 metros de cruzar el puente del centro del pueblo. Cuenta con 9 puntos de interés para frenar, estando el más alejado a 7 km de la entrada principal. Dependiendo los que quieras hacer, es el tiempo que te llevará recorrer el parque. No es necesario contratar guía para los puntos cercanos.
Pudimos ver una gran diversidad de animales! Y si van entre Enero y Febrero, quizás tengan suerte de ver  la famosa flor Rafflesia, la más grande del mundo.


¿Cómo visitar el Lago?

Lo ideal es contratar una excursión que te lleve ya que se encuentra un poco alejado. También, tienen la opción de hospedarse en las cabañas flotantes, pero su precio es más elevado aunque de esa forma podrán hacer kayak y disfrutar de los alrededores más tiempo.

Te llevarán en los famosos longtail (botes) donde recorrerás por unas horas el eterno lago artificial. Además, estaba incluida una caminata por la selva y por unas cuevas.
Atención: esas cuevas son muy húmedas por lo que es altamente probable encontrarse con algunos visitantes indeseados: sanguijuelas! Mi novio fue mordido por una, nada grave pero si lo pueden evitar cubriéndose, mejor! 

Sin dudas, es un destino recomendable para aquellas personas aventureras y amantes de la naturaleza, ya que no encontrarán otro lugar tan tranquilo como este! 

Galería multimedia